Portada Castellano English
Referencias

Sugerido de la Revista Bazar de Literatura (nº2; primavera, 1995)


Carlos Castilla del Pino; psiquiatra y ensayista.

Vicente Núñez ha inventado la forma de bastarse a sí mismo. Él ama apasionadamente y también odia con ardor. Vicente no era un solitario; las audiencias que concedía en la taberna "El Tuta" eran muchas, pero sólo parentesis en la soledad buscada que permite seguir haciéndose. Mas también estaba con los otros. Núñez consiguió con su trabajo ser un formidable poeta.


Francisco Chica; poeta y crítico literario.

Figura de radical independencia que ejercita su personal autoridad sobre un material literario, que maneja con espíritu burlón, Vicente Núñez no quiso convertirse en guardián de cosechas ajenas.

Su voluntario destierro biográfico implicó el rechazo de un ambiente social y literario que no compartía, y la búsqueda de lecturas apropiadas para una profunda reflexión sobre la soledad que siembra la poesía más lúcida. Su complejo mundo sentimental establece la conexión donde su poesía sabe conectar con el lector. El amor es entendido como único lugar de comunicación y realización personal.

Y su clarividencia le llevaba a imponer su moderna vocación sobre las fáciles fórmulas de progreso; es poeta del pueblo más que de pueblo. Desde su laboratorio rural, alejado de la bolsa de cotizaciones, Núñez supo recuperar para todos nosotros la voz diaria que engendra el gran evento.


Miguel Casado; poeta y crítico literario.

Si la raiz vicentina está en la tradición española, su anhelo se sublima con las exteriores (Foucault, romanticismo alemán).
Alegría y tristeza aparecen sin solución de continuidad y abocan a un deseo de muerte en la cumbre de los sentidos. En la poesía de Núñez se muestra una fe para existir con hondo sentimiento desde la impostura del creyente. Estímulos contradictorios y oscuras sugerencias verbales remiten a un pragmático sistema que va del nihilismo a la ardiente creencia.


Francisco Javier Torres; licenciado en Filosofía y Letras, poeta y editor.

Vicente Núñez no es poeta paisajista como Juan Ramón Jiménez con su descriptiva voluntad. Vicente no separa al ser humano de su entorno, sino que lo concibe inscrito y formando unidad con él. Las claves en la poesía de Núñez residen en el sentimiento amoroso, la muerte pasada de fecha, el ansia de plenitud y sabiduría, y el contraste entre realidad e idealismo. Sobre la naturaleza humana, él reconoce un espacio vacío, una falsa realidad que atrapa y destruye lo que cae en sus manos; en contraste con la naturaleza arbórea que desarrolla la vida cósmica, lo inexhausto que mantiene en sí mismo el secreto del ser humano en aspirante comunión con lo divino. Por tanto, Vicente Núñez apenas piensa en la cosa vista, sino que la siente en extremo. Así, van fuera los adornos literarios y se llega a lo que interesa de una manera natural.


Rafael Pérez Estrada; finalista del Premio Nacional de Literatura de 1987.

Vicente Núñez como oralista era un actor con guión; y discurso que elevaba con la fuerza arrolladora del monólogo. Núñez como poeta tejía su texto con tres hilos fundamentales: la sinceridad expresiva, la verdad moral del tema, y la claridad. De esta forma superaba el obstáculo del modelo y trascendía con el sentimiento tan humano que caracterizaba su escritura. La dignidad como valor supremo compromete finalmente el encuentro entre lector y poeta.


Carlos Gurméndez; filósofo y ensayista.

Los Sofismas del gran poeta de Córdoba no son argucias, sino que simbolizan muchos pensamientos puros al modo de verdades humanas universales. Seguidamente se comentan algunos:

Mientras escribo no hablo salvo de ti.
Escribimos para dirigirnos a los otros callando el Yo Absoluto; se habla a través de los hombres que no pueden escribir, pero pueden decir muchas verdades sobre la vida humana.

Mientras no conozcas al otro no sabrás quién eres.
Debes escuchar confidencias íntimas de la gente que te rodea, para descubrir la oscura y enigmática información interna propia. Como Emmanuel Mournier junto al personalismo cristiano explicó: "Es por el Tú que existe el Yo".

Que siempre tenga tu espíritu más cerca que tu cuerpo.
"Todo lo sentido es resultado de la carnalidad sensible que tienen los verdaderos espíritus" (Juan D. García Bacca).

Moral es caracter.
Debes tener fuerza para seguir tu propio camino siendo tu mismo.

 


Luis Antonio de Villena; poeta,ensayista, narrador y antólogo.

Enamorado de lo imposible, sentidor del sin sentido por filósofo, Vicente Núñez estaba muy tenso sobre las ascuas de una poesía que se columpia entre la estética y la metafísica. Vicente era un poeta con una leyenda de desesperación y descoco. Núñez podría estar en el filo de la navaja por desesperación, pero en realidad se situaba en el eje del juego; coqueteaba con ángeles y demonios. Megalomaníaco y humildísimo, divertido y penoso, lascivo y eremita. Figura que podría creer en la dominación; lo que crearía problemas para echarse a reir, cuando alguien descubriera su fantasma.
 

© 2009 Fundación Vicente Nuñez Aviso Legal | Contacto | Diseño Web